apensar lagarto hipopotamo

La noticia de que una clínica de Bangkok ofrece servicios para blanquear un centenar de penes por mes genera revuelo en Tailandia, donde las redes sociales expresan perplejidad y alarma ante semejante moda fálica. Consejo: Expertos indican que los penes circuncidados pueden ser más sensibles que aquellos que no (por la falta de piel que les cubre). (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LO MEJOR DE CADA PENE) Pero antes de nada creo que es de recibo responder a esta pregunta: ¿que es el pene? Y la respuesta sencilla es que el pene es el término general que se usa para nombrar a los órganos copuladores con los que los machos introducen el esperma en las hembras receptivas. Tales órganos se encuentran en muchos animales, tanto vertebrados como invertebrados, pero existen muchas especies que carecen de ellos, por ejemplo aquellas que tienen cloaca o las que usan algún órgano similar pero que no es exactamente un pene. De hecho en la lista de animales que vamos a hacer en esta entrada, encontraremos tanto penes, como estructuras parecidas a penes, o estructuras con la misma función, pero que no son penes. Según la revisión de los doctores Oderda y Gontero, hay estudios que confirman la eficacia de los extensores del pene por tracción mecánica (como JES Extender). Por ello muchos urólogos los recomiendan a sus pacientes con micropene. Un estudio encontró un incremento medio de 1,8 cm (entre 0,5 y 3,1 cm) tras 4 meses de usar el dispositivo durante unas 6 horas al día (PDF). Otro estudio mostró que su uso diario, durante más de 4 horas al día, al menos durante 6 meses, logra alargamientos de 2,3 cm en el pene flácido y 1,7 cm en el pene erecto (DOI). Por supuesto, el tratamiento con extensores mecánicos es bastante incómodo. Sin embargo, muchos pacientes parecen estar contentos con los resultados obtenidos. Por ello muchos urólogos recomiendan este tratamiento en lugar la intervención quirúrgica en casos de micropenes. También se recomienda como tratamiento postoperatorio tras intervenciones de acortamiento de pene. A sus 75 años, el padre de la Faloteca de Islandia recuerda de forma nítida el primer pene de su colección: “Fue el de un toro”. “Hace muchos años, cuando se sacrificaba a los toros, nunca se tiraban los penes. Se dejaban secar para utilizarlos como látigos con otros animales. Yo mismo los usé poco después de la II Guerra Mundial cuando acudía al campo”. Tres décadas después, en 1974, otro pene de toro se cruzó en su camino: “Se convirtió en el primer espécimen de mi colección”. Los aligátores americanos macho siempre están preparados. La mayoría —si no todos— de los penes del resto de animales aumentan de tamaño a partir de un estado flácido, pero los aligátores mantienen los suyos erectos permanentemente. penes Genital Jousting es un juego protagonizado por penes flácidos de movimientos torpes y escurridizos que tienen vida propia y que cuentan con un trasero situado entre sus testículos. Su versión primigenia era simple, a la vez que extremadamente gráfica: un modo multijugador en el que el objetivo de cada pene era penetrar el trasero de un oponente, mientras trataba de tener su trasero a salvo de penetraciones ajenas. Una mecánica simple, rápida, divertida y con el toque humorístico-sexual justo para hacerse famosa. Se cree que hay unos 600-700 hombres en el mundo con difalia, es decir, han nacido con dos penes. Al parecer se da en uno de cada 5,5 millones de nacimientos. Genital Jousting es un juego protagonizado por penes flácidos de movimientos torpes y escurridizos que tienen vida propia y que cuentan con un trasero situado entre sus testículos. Su versión primigenia era simple, a la vez que extremadamente gráfica: un modo multijugador en el que el objetivo de cada pene era penetrar el trasero de un oponente, mientras trataba de tener su trasero a salvo de penetraciones ajenas. Una mecánica simple, rápida, divertida y con el toque humorístico-sexual justo para hacerse famosa. ¿De dónde sacaron los surcoreanos la idea de un parque tan extraño? Cuenta la leyenda cuenta que un pescador dejó a su mujer en una roca y fue a pescar. Una tormenta se largó de sorpresa y el hombre no logró volver a tiempo, por lo que la mujer murió ahogada. A partir de este episodio, la pesca en la zona mermó hasta volverse insostenible el oficio. Acá viene la parte más bizarra de la historia: dicen que un día un pescador eyaculó en el mar y milagrosamente logró dar con algunos peces. La interpretación en aquella zona fue que el espíritu de la mujer, que murió virgen, se sintió agradecida con ese gesto masculino. Y, bueno, desde entonces el pueblo empezó a ofrecer rituales en tal sentido. Por eso numerosos artistas comenzaron a erigir (nunca mejor escogida la palabra) estatuas en forma de penes para saciar el gusto de aquel libidinoso fantasma. – Wikipedia. Peleas de penes. No te pierdas los penes de los actores más míticos de la historia como son Nacho Vidal, James Deen o Mandingo. También un clásico legendario que nunca pasará de moda como es Ron Jeremy, o los clásicos Shane Diesel y John Holmes. Otros que cuentan con una gran herramienta entre las piernas son Lexington Steele y el más grande de todos, Rocco Siffredi. ¿Estás listo para verlos a todos? Antab is doubtless Antiochia penes Taurum, in the skirts of which it stands; and is not far distant from the highest ridge. En la Antigua Roma se decoraban las casas con “Fascinus” que básicamente son estatuas de penes. Algunos niños incluso llevaban colgantes de penes pero era bueno para la fertilidad. #12. Pelea de penes. En algunas especies de invertebrados hermafroditas, como los dos individuos poseen órganos sexuales masculinos y femeninos, cuando se produce el encuentro entre dos individuos, se produce literalmente una pelea de penes entre ambos, puesto que producir espermatozoides tiene menos costes que producir óvulos y realizar una puesta, para ver quien consigue fecundar a quien, sin ser fecundado él mismo. Ocurre por ejemplo en la especie de platelminto marino Pseudobiceros hancockanus y otras especies del mismo género, que tienen dos penes en el interior de su boca, sí, en su boca, que utilizan para intentar fecundar a sus congéneres (ya no debe extrañarnos esto después de haber visto el pene en la cabeza de algunos peces…). Además estos penes también tienen la utilidad de servir de método de defensa contra depredadores y para cazar a sus presas. El propio nombre científico del animal, Pseudobiceros, hace referencia a estos “dos falsos cuernos” que son sus penes. Hay personas que coleccionan sellos, cromos o insectos. Otras personas coleccionan penes. En ese particular club se encuentra Sigurdur Hjartarson, fundador de la Faloteca de Islandia. Este museo cuenta con más de 300 penes de distintos mamíferos, incluyendo el de un humano, lo que le convierte en la referencia mundial del culto al miembro viril. “Este año nos habrán visitado unas 50.000 personas”, indica Hjartason, que contesta a las preguntas de Verne por correo electrónico. La noche es oscura y alberga horrores, y es que es oscura de verdad. No hay farolas, ni puedes usar el móvil para iluminarte. Enciendes una vela de forma apresurada y te cubres con la manta en tu camastro, con miedo a dormirte y a tener nuevas pesadillas. ¡Brujas! Las imaginas riendo en la oscuridad y, como tú, todos los hombres del pueblo tiemblan bajo sus cobijas.  Una verdadera epidemia, no de peste ni de tifus, sino de robo de penes azota la región. Son muchos los afectados por esta vil práctica castradora.Las malvadas brujas (y puede ser cualquier mujer del pueblo, incluso Gumersinda) recorren los bosques y los callejones poco iluminados en busca de falos que expoliar. Le puede pasar a cualquiera, y tú no quieres que te quiten el tuyo, ni que tu virilidad acabe, como todo el mundo sabe y comenta, convertida en mascota de alguna vil hechicera…

kalwi

Helooo