cavernosometry

Pero antes de nada creo que es de recibo responder a esta pregunta: ¿que es el pene? Y la respuesta sencilla es que el pene es el término general que se usa para nombrar a los órganos copuladores con los que los machos introducen el esperma en las hembras receptivas. Tales órganos se encuentran en muchos animales, tanto vertebrados como invertebrados, pero existen muchas especies que carecen de ellos, por ejemplo aquellas que tienen cloaca o las que usan algún órgano similar pero que no es exactamente un pene. De hecho en la lista de animales que vamos a hacer en esta entrada, encontraremos tanto penes, como estructuras parecidas a penes, o estructuras con la misma función, pero que no son penes. En primer lugar, el tamaño de un pene en reposo, no tiene que ver con el tamaño del un pene erecto. Algunos hombres que tienen penes pequeños pueden llegar a ser muy grandes y otros hombres con un pene más grande no cambian mucho en estado de erección. Según varios estudios realizados a nivel mundial, un pene erecto normal mide entre 10 y 15 centímetros. Aunque puede haber variaciones, obviamente. No, no me he equivocado de medicación. La escena descrita podría muy bien haber sucedido en la Europa Central de los siglos XV y XVI, como describió el clérigo alemán Heinrich Kramer en su famoso  Malleus Maleficarum (1486, un must para todo interesado en la historia de las brujas, la magia y la hechicería. Ahora, deja de llorar, sal de debajo de la manta y toca tu Iphone para asegurarte de que estamos en el siglo XXI y ninguna esposa del Diablo va a robarte la pinga. Prepárate un café de esos de cápsulas que te tomas y prepárate para leer sobre el brujeril robo de penes en la Edad Media. A la puta de mi tia le gusta venirse en penes ajenos Un buen alargador de pene debe ser flexible y adecuado a tu tamaño. Aunque la mayoría de los alargadores se adaptan a todos los penes, hay algunos, los más baratos, que pueden ser rígidos y causar molestias. Es recomendable gastar un poco más pero obtener mejores beneficios. La noticia de que una clínica de Bangkok ofrece servicios para blanquear un centenar de penes por mes genera revuelo en Tailandia, donde las redes sociales expresan perplejidad y alarma ante semejante moda fálica. Últimamente se ha puesto de moda romper tabúes y decir que el tamaño sí importa, pero nosotras no estamos de acuerdo. Si tu chico tiene un pene pequeño, no hay motivos para que el orgasmo no siga siendo tu mejor amigo en la cama.  La experta en sexualidad y bienestar Nicci Talbot, está de acuerdo con nosotras: “Muchos hombres están preocupados por el tamaño de sus penes, pero lo importante es lo que haces con él. Con un pene pequeño hay que concentrar los esfuerzos en el ángulo de penetración para conseguir el máximo placer para ella”.  El punto G está a unos 7 centímetros y medio dentro de la vagina, así que no hay razón por la cual no debas estar completamente satisfecha en tus relaciones. Para hacerlo más fácil, vamos a mostrarte 20 posturas increíbles para penes pequeños con las que conseguir el máximo placer con la materia prima que hay… Porque dicen que el tamaño no importa y que es mejor pequeña pero juguetona y, por supuesto, ambas afirmaciones son verdad, simplemente debemos aprender a optimizar nuestros recursos. ¿Estás preparada para estas posturas del kamasutra tan perfectas? Que empiece el juego. From a broadside in Mr. Hailstone’s coll., collated with one penes me. penes En cualquier caso, la historia del alargador de penes es ya centenaria, aunque parece que su bienestar es más bien psicológico. Sin olvidar, por supuesto, aquellas ventajas a la hora de arreglar la disfunción eréctil. Porque al fin y al cabo nació para eso, para erguir un mástil. Los problemas que tienen otros con los centímetros llegaron con el tiempo. El estudio evidenció que muchos de los complejos adquiridos por el tamaño de su miembro viril no preocupaban tanto a las féminas, que en un 85% de los casos declararon estar satisfechas con el tamaño de los penes de sus parejas. Por su parte, sólo el 55% de los hombres estaban contentos con sus medidas. Más de 10.000 especies de reptiles de múltiples formas y tamaños se escabullen y se deslizan sobre la Tierra, de culebras a cocodrilos, y sus partes bajas también son muy variadas. Con penes con espinas y penes múltiples —o sin penes—, los reptiles tienen el instrumental de apareamiento más inusual del planeta. En la costa este de Corea del Sur, en un pueblo llamado Sinnam, hay una atracción que atrae a locales y extranjeros. Se trata de un parque de penes, llamado Haesindang Park. Sí, literal. La particularidad de este parque, único en el mundo, es la gran cantidad de estatuas con forma de falo, creadas por artistas coreanos inspirados en tres pilares: diversión, espiritualidad y sexualidad.  13,58 centímetros de largo por 3,82 de diámetro. Éstas son las medidas de la ‘hombría’ española en su punto álgido –o sea, en erección–, según un reciente estudio de la Asociación Española de Andrología (Asesa). Aunque distan mucho de los 34,3 centímetros del mayor pene conocido hasta el momento, lo cierto es que son unas medidas que se encuentran dentro de la normalidad, sobre todo si tenemos en cuenta que, dejando a un lado los tan habituales alardes y fanfarronerías, sólo 5 de cada 1.000 penes españoles superan los 20 centímetros. No puedo hablar de hechos empíricos, pero sí de que existe cierto patrón entre las personas que dibujan penes. Desde muy pequeños adornaban los periódicos con dientes negros y cuernos en los políticos, pero un día fueron más allá y en la entrepierna de una foto oficial se les escapó un trazo curvado y grotesco; voilà, su primer pene Chispas. Tanto para complementar una imagen en blanco y negro como para rellenar la hoja cuadriculada de un cuaderno, hace falta una aptitud esencial: ingenio; o ganas de cachondeo, según se mire. Pero aún sin tener ni idea de ilustrar, das rienda suelta a tu imaginación y conviertes tus inquietudes —creativas, no sexuales— en una expresión artística. ¿De dónde sacaron los surcoreanos la idea de un parque tan extraño? Cuenta la leyenda cuenta que un pescador dejó a su mujer en una roca y fue a pescar. Una tormenta se largó de sorpresa y el hombre no logró volver a tiempo, por lo que la mujer murió ahogada. A partir de este episodio, la pesca en la zona mermó hasta volverse insostenible el oficio. Acá viene la parte más bizarra de la historia: dicen que un día un pescador eyaculó en el mar y milagrosamente logró dar con algunos peces. La interpretación en aquella zona fue que el espíritu de la mujer, que murió virgen, se sintió agradecida con ese gesto masculino. Y, bueno, desde entonces el pueblo empezó a ofrecer rituales en tal sentido. Por eso numerosos artistas comenzaron a erigir (nunca mejor escogida la palabra) estatuas en forma de penes para saciar el gusto de aquel libidinoso fantasma. Los científicos tienen algunas ideas de por qué los hemipenes cuentan con este rasgo. Una hipótesis sostiene que la forma de los genitales de los machos y las hembras se ha adaptado para que solo el macho y la hembra de la misma especie puedan aparearse. Los genitales de machos y hembras de la misma especie encajan, y las espinas y los ganchos podrían contribuir a que el macho mantenga su hemipene en su lugar durante el apareamiento. Más de 10.000 especies de reptiles de múltiples formas y tamaños se escabullen y se deslizan sobre la Tierra, de culebras a cocodrilos, y sus partes bajas también son muy variadas. Con penes con espinas y penes múltiples —o sin penes—, los reptiles tienen el instrumental de apareamiento más inusual del planeta.

kalwi

Helooo