cirugia de agrandamiento del miembro

Pero vamos a dejar de lado la etimología y pasemos directamente a la biología y la anatomía de distintos animales que tienen penes extraños, curiosos y muy distintos a los de la especie humana, ya sea por su forma, su tamaño o sus funciones y características. Veamos 15 ejemplos de extraños penes animales: #12. Pelea de penes. En algunas especies de invertebrados hermafroditas, como los dos individuos poseen órganos sexuales masculinos y femeninos, cuando se produce el encuentro entre dos individuos, se produce literalmente una pelea de penes entre ambos, puesto que producir espermatozoides tiene menos costes que producir óvulos y realizar una puesta, para ver quien consigue fecundar a quien, sin ser fecundado él mismo. Ocurre por ejemplo en la especie de platelminto marino Pseudobiceros hancockanus y otras especies del mismo género, que tienen dos penes en el interior de su boca, sí, en su boca, que utilizan para intentar fecundar a sus congéneres (ya no debe extrañarnos esto después de haber visto el pene en la cabeza de algunos peces…). Además estos penes también tienen la utilidad de servir de método de defensa contra depredadores y para cazar a sus presas. El propio nombre científico del animal, Pseudobiceros, hace referencia a estos “dos falsos cuernos” que son sus penes. La investigación también menciona un estudio a gran escala realizado en 2006 que analizó el grado de satisfacción de hombres con respecto al tamaño de sus penes. Y también preguntaron a las mujeres. Como os decía, existe un patrón; llevo años documentándome sobre personas de a pie con gran inventiva y su relación con el dibujo soez; porque quien dice penes, dice pechos y vaginas. Esto que viene ahora me lo invento, pero seguro que Leonardo da Vinci hacía sus dibujillos de falos con alas funcionales de murciélago; o Picasso hacía triángulos grises que él decía que eran miembros viriles. A la puta de mi tia le gusta venirse en penes ajenos Els serveis de gestió de penes i mesures alternatives són les unitats administratives encarregades de la gestió d´aquest tipus de penes. #4. Penes largos. Los cirrípedos, cuyos representantes más conocidos son los percebes, Pollicipes pollicipes, unos extraños crustáceos sésiles con cierta forma fálica, que desde hace tiempo han sido considerados como los animales con el pene más largo, alcanzando unas 20 veces su longitud corporal (haced los cálculos en la especie humana, y obtendréis un pene de 34 metros para un hombre de 1,70 m… casiná…). Los percebes necesitan copular para llevar a cabo la fecundación, cosa nada fácil para un organismo que vive fijo al sustrato, por lo que una gran solución a dicho problema es tener penes extremadamente largos. Otras especies de percebe, como Pollicipes polymerus han desarrollado otras estrategias, como expulsar su esperma a las corrientes marinas para probar suerte a ver si llega a alguna hembra y puede fecundarla. Las mejores historias son aquellas en las que es difícil discernir la realidad de la ficción. La que da origen al curioso parque Haesindang, más conocido como el parque de los penes, es una de ellas. La hilaridad de este jardín nace de una tragedia que tuvo lugar el día de la boda de una joven virgen con su novio pescador. Horas antes del casamiento, éste se fue a faenar a la costa surcoreana de Samcheok para tener un presente que entregar a su futura mujer. Algo que jamás le llegó a ofrecer ya que, durante una cruenta tormenta que arreció aquel día, la joven terminó ahogándose en un lago. ¿Pero entonces, en serio, qué hacían las brujas robando penes por ahí? El dispositivo está diseñado para usarse en penes a partir de 7 centímetros. En la Antigua Roma se decoraban las casas con “Fascinus” que básicamente son estatuas de penes. Algunos niños incluso llevaban colgantes de penes pero era bueno para la fertilidad. En cualquier caso, la historia del alargador de penes es ya centenaria, aunque parece que su bienestar es más bien psicológico. Sin olvidar, por supuesto, aquellas ventajas a la hora de arreglar la disfunción eréctil. Porque al fin y al cabo nació para eso, para erguir un mástil. Los problemas que tienen otros con los centímetros llegaron con el tiempo. Y muchos de los que solicitan un aumento de pene, desconocen que normalmente, los penes de menor tamaño en flacidez alcanzan la misma dimensión en erección que los de mayor tamaño. Sin embargo, a lo largo de la dilatada y robusta vida del alargador de penes han surgido muchas dudas sobre sus beneficios para conseguir un rabo de elefante (y no nos referimos al de espantar las moscas, precisamente). Un estudio de la Universidad de Teherán empleó a 37 hombres activos sexualmente para aplicarse una bomba de vacío en el pene tres veces a la semana durante 20 minutos y a lo largo de seis meses. Tras este periodo, la medida media del pene había pasado de 7,6 a 7,9 centímetros: había sido poco eficaz. Eso sí, un 30 % de los encuestados se mostraban satisfechos con este crecimiento. Como curiosidad, hubo quien se hizo un hematoma mientras le daba a la bomba, aunque desapareció sin necesidad de intervención. Sin embargo, este anillo con manguito no se hizo popular hasta los años 70, cuando el alargador de penes tal y como lo conocemos hoy en día fue comercializado con el nombre de Erecaid. El Erecaid fue idea de un emprendedor, Geddins D. Osbon, que dijo haber usado personalmente su dispositivo durante más de 20 años sin detectar ningún tipo de fallo y, además, buscaba constantemente mejoras. Los penes de las estatuas de la Antigua Grecia son pequeños porque los griegos asociaban el tamaño del pene con la moderación, que era una de las virtudes de la masculinidad ideal. Los penes largos se asociaban con el alcoholismo. En 1997, contaba 62 penes en su haber, una cifra suficientemente considerable como para poner en marcha un museo. Entonces abrieron las puertas de la Faloteca de Islandia en Reykjavik, capital de la isla. “Ahora mismo tenemos unos 300 penes en nuestra colección. Vienen de muchos países, repartidos por Europa, Asia y África”, explica. Su última adquisición procede, precisamente, de Namibia: “Es un pene de antílope”. Tenemos una gran cantidad de material pornográfico, listo para que lo veas en cualquier momento y siempre que tú quieras. Sólo tienes que seleccionar aquel que más cachondo te ponga, darle al “play” y dedicarte a disfrutar del placer más íntimo y personal posible. Aquí puedes encontrar desde sexo oral y vaginal de lo más sugerente, penesgrandes en el que los hombres más superdotados se dan por culo en una vorágine sexual de las que hacen historia. El sexo anal nunca había sido tan intenso, gracias a semejantes miembros viriles erectos y bergas al máximo de sus posibilidades. Algunas veces te preguntarás si algo tan grande puede caber en algo tan pequeño, pero comprobarás con tus propios ojos que la respuesta es que sí. Absolutamente todo, tarde o temprano, acaba cediendo y penetrando las zonas más impensables y sorprendentes. Te lo aseguramos. ¿Has oído alguna vez la expresión “tenerla del tamaño de la de un caballo”? Los caballos, desde luego, tienen penes bastante grandes, pero si lo que el interlocutor pretende es aludir a la monstruosidad de esa esencial parte del aparato reproductivo, son otros penes los que tendría que haber citado para ilustrar su ejemplo. En primer lugar, el tamaño de un pene en reposo, no tiene que ver con el tamaño del un pene erecto. Algunos hombres que tienen penes pequeños pueden llegar a ser muy grandes y otros hombres con un pene más grande no cambian mucho en estado de erección. Según varios estudios realizados a nivel mundial, un pene erecto normal mide entre 10 y 15 centímetros. Aunque puede haber variaciones, obviamente. Es pretén amb elles evitar els efectes dessocialitzadors que impliquen les penes privatives de llibertat, i fer, d´alguna manera, que la persona condemnada pugui reparar el dany causat a la societat des d´aquesta mateixa.

kalwi

Helooo